Consejo

Almacenar remolachas para el invierno en casa.


La remolacha ha sido durante mucho tiempo una verdura indispensable para preparar no solo primeros platos y ensaladas, sino también excelente como guarnición y conservación. La tecnología agrícola de este cultivo de raíces no difiere en requisitos especiales y, por lo tanto, todos los jardineros están tratando de cultivarlo en sus parcelas en cantidades suficientes. Por eso, es muy importante familiarizarse con las condiciones de almacenamiento de la remolacha en invierno para tener siempre existencias de esta saludable hortaliza.

Selección y preparación de remolacha para almacenamiento a largo plazo.

Un factor importante es la elección de la remolacha para el almacenamiento invernal. Es mejor dar preferencia a las variedades tardías, ya que tienden a conservar sus cualidades durante un largo período de tiempo. Cuanto más tarde se lleve a cabo la cosecha, mejor será la adecuada para el almacenamiento.

Para que las remolachas se almacenen bien en el invierno en casa, deben prepararse previamente antes de colocarlas durante un período prolongado. Inicialmente, debe recolectarse con anticipación antes del inicio de las heladas, ya que una caída brusca de la temperatura afectará significativamente la vida útil. Por lo tanto, para las regiones del carril central, es mejor cosechar remolachas a principios de octubre y en las regiones del sur a finales de octubre o principios de noviembre.

Las verduras deben extraerse en un día soleado y despejado, después de lo cual deben colocarse para que se sequen a la sombra durante varias horas. En caso de que el clima no sea tan ideal, las remolachas recolectadas deben secarse en el interior durante varios días.

¡Consejo! Antes del almacenamiento, las verduras deben limpiarse cuidadosamente de suciedad sin dañar su integridad, pero en ningún caso deben lavarse, de lo contrario, las remolachas no se almacenarán durante mucho tiempo.

Corte la raíz y la parte superior con unas tijeras o un cuchillo a menos de 3 cm del cultivo de la raíz. Es mejor no arrancar la parte superior con las manos, ya que esto puede hacer que se pudra más tarde. Luego también es necesario cortar con cuidado las raíces laterales y acortar la principal a 5 cm.

Después de eso, las remolachas se colocan en una habitación seca y oscura durante varias semanas. Después de este período, solo las frutas fuertes y sin daños que son adecuadas para un almacenamiento posterior se clasifican y depositan, y luego se transfieren a un lugar permanente.

Las opciones de almacenamiento más óptimas

Almacenar remolachas en casa es posible de varias maneras, que dependen de las capacidades y preferencias individuales. Para estos fines se utilizan cajas, cajas, bolsas plásticas, envases al vacío, arena, tiza, sal de mesa e incluso helecho.

En una caja especial

Puede almacenar remolachas en un apartamento en una caja de madera, que es ideal para papas y remolachas al mismo tiempo. En la parte inferior de la misma, se coloca un palet en forma de celosía, lo que contribuye a la libre circulación del aire.

Además, ambos cultivos de raíces se beneficiarán de tal vecindario, esto se debe al hecho de que las remolachas absorberán el exceso de humedad y, por lo tanto, protegerán las papas de sus efectos negativos.

Es mejor colocar un recipiente de este tipo en un balcón acristalado, y si la temperatura del aire desciende significativamente, la caja también se cubre con mantas viejas.

¡Consejo! Es mejor apilar los cultivos de raíces medianos y pequeños en el contenedor, ya que se almacenan por mucho más tiempo que los grandes.

En cajas

El almacenamiento de la remolacha en casa, al igual que otras verduras, se realiza en cestas o cajas, rociándola previamente con capas de arena de río o sal de mesa. Este método ayudará a proteger las verduras del exceso de humedad, lo que contribuye al desarrollo de enfermedades fúngicas.

Para el almacenamiento en invierno, es mejor usar cajas de madera en las que las remolachas se colocan en capas, rociadas con una capa gruesa de arena de río o aserrín, pero para que las frutas no entren en contacto entre sí. Es mejor colocar el recipiente preparado en el balcón y, en heladas severas, aislarlo adicionalmente en la parte superior.

A menudo se puede escuchar o leer en los foros la frase: "Mantengo remolachas, cambiándolas con hojas de helecho". Este método también ayuda a conservar las verduras durante mucho tiempo, ya que las hojas de esta planta impiden el crecimiento de bacterias debido a sus propiedades fungicidas.

Las verduras espolvoreadas con tiza en polvo o ceniza de madera conservan bien sus cualidades útiles y gustativas, esto ayuda a aumentar significativamente su vida útil y a protegerlas de la aparición de enfermedades fúngicas.

Características de almacenamiento en paquetes.

Otra forma de almacenar en un apartamento es poner las remolachas en bolsas de plástico, pero no las ate, esto favorece la circulación del aire. Coloque las verduras en un lugar fresco:

  • en el balcón;
  • cerca de la puerta exterior.

Puede almacenar alrededor de 30 kg de remolacha en una bolsa, a veces es necesario clasificarla para clasificar las frutas que comienzan a deteriorarse. Cuando aparece condensación en las paredes, las verduras se sacan y se secan.

¡Importante! Las existencias de remolacha para el invierno en casa deben mantenerse alejadas de los aparatos de calefacción, ya que esto aumentará significativamente la vida útil de las verduras.

En solución de arcilla

En ausencia de un balcón en el apartamento, las remolachas deben almacenarse en el invierno, previamente humedecidas en una solución de arcilla, esto puede protegerlas de la pérdida de humedad y cualidades útiles, y también aumentar significativamente su vida útil.

Para preparar la mezcla requerida, necesitará agua y arcilla. Estos dos componentes deben mezclarse hasta obtener una masa homogénea y una consistencia de crema agria. Luego, cada tubérculo se sumerge en la solución resultante y se deja secar durante varias horas. Los frutos secos se colocan en un recipiente preparado y se almacenan en el lugar más fresco del apartamento.

En la nevera

Con el mismo éxito, puede almacenar este tubérculo en el refrigerador, pero no más de 1 mes. Dado que después de este tiempo, las remolachas comienzan a perder sus cualidades útiles y humedad, lo que conduce a la inadecuación de su uso posterior. Lo mejor es recoger frutos de 10-15 cm de diámetro, ya que pierden menos humedad y son menos susceptibles a las enfermedades fúngicas. También deberá cumplir con ciertas reglas y condiciones de almacenamiento.

  1. Cuando use bolsas de plástico para el almacenamiento, debe colocar las remolachas limpias pero sin lavar en ellas y, al mismo tiempo, hacer agujeros adicionales en las bolsas con anticipación para que circule el aire.
  2. También se utilizan bolsas de vacío para almacenar tubérculos. En este caso, las remolachas deben lavarse y eliminarse todos los residuos de la parte superior. Luego, cada verdura debe sumergirse en una solución salina fuerte y colocarse en una bolsa. De esta manera, puede guardar la remolacha durante un mes o incluso más sin perder sus cualidades beneficiosas y gustativas.
  3. A menudo, las verduras de raíz en el refrigerador se colocan en recipientes al vacío, en los que, cuando están bien cerrados, puede almacenar verduras durante 1 mes.
  4. También puede usar papel de aluminio para el almacenamiento, en el que las remolachas se envuelven individualmente. Esto ayuda a que las frutas no entren en contacto entre sí, así como a retener la humedad y propiedades útiles durante 3 meses, ya que este método evita el contacto directo de las verduras con el aire, pero al mismo tiempo siguen respirando.
  5. Para un almacenamiento más prolongado, puede rallar o cortar las remolachas y congelarlas en el congelador. Pero con este método, las verduras pierden algunas de sus vitaminas y cualidades útiles, pero su vida útil aumenta a 3-4 meses.

Guardar los tubérculos en el frigorífico no es la mejor opción, pero siempre están a mano, lo que resulta muy conveniente.

Puede ver más claramente cómo elegir y guardar esta verdura correctamente en el video propuesto, muchos de los consejos del autor ayudarán a salvar la cosecha de cultivos de raíces en la temporada de invierno:

Conclusión

Mantener las remolachas en la casa no será difícil, pero requerirá el cumplimiento de las condiciones de temperatura, humedad y almacenamiento. También es necesario eliminar las frutas estropeadas o lentas a tiempo. El cumplimiento de estas reglas ayudará a preservar el cultivo y extender su vida útil.


Ver el vídeo: 10 ALIMENTOS QUE NO CADUCAN (Diciembre 2021).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos