Consejo

¿Es posible intoxicarse con hongos: síntomas y signos?


Es bastante difícil intoxicarse con cápsulas de leche de azafrán, pero es muy posible. Los amantes de los hongos deben conocer los principales síntomas de intoxicación y las medidas de emergencia en los casos en que se hayan producido problemas.

¿Es posible envenenarse con hongos?

La mayoría de las variedades de camelina pertenecen a la categoría de hongos comestibles únicos, que ni siquiera requieren un procesamiento prolongado antes de cocinarse. Además, las tapas de leche de azafrán tienen una apariencia muy reconocible: es difícil confundirlas con hongos venenosos. Por lo tanto, se acepta generalmente que es imposible envenenarse con cápsulas de leche de azafrán.

Esta opinión es errónea. Absolutamente cualquier hongo puede causar intoxicación alimentaria, los hongos no son una excepción. El envenenamiento generalmente ocurre por las siguientes razones.

  • Los hongos estaban rancios, podridos y demasiado viejos; los hongos en mal estado causan naturalmente intoxicación, ya que los procesos de putrefacción tienen lugar en su pulpa incluso en la etapa de recolección.
  • Los hongos se recolectaron en una zona ecológicamente desfavorable. La pulpa de los hongos acumula sustancias tóxicas muy rápida y activamente que vienen con el aire y las precipitaciones. Si recolecta hongos cerca de carreteras, ferrocarriles, grandes ciudades y empresas industriales, el riesgo de intoxicación aumenta significativamente.
  • Los champiñones estaban mal salados. Si los hongos se salan o encurtidos en violación de las tecnologías tradicionales, después de un tiempo, los hongos en el frasco simplemente se deteriorarán y, en consecuencia, su uso causará una intoxicación grave.
  • Los hongos se cocinaron en una sartén o cubo galvanizado, los hongos solo se pueden procesar en platos esmaltados, el hierro galvanizado entra en una reacción química con los hongos y la pulpa de los hongos acumula compuestos dañinos.
  • Los hongos no se recolectaron a mano, sino que se compraron en el mercado a un distribuidor no verificado, en tal situación es muy difícil verificar la calidad y frescura de los hongos. Si el producto se compra ya en escabeche o salado, entonces es casi imposible estar seguro de que, bajo la apariencia de camelina, el vendedor no ofreció hongos completamente diferentes.

Otra causa común de intoxicación por hongos son los errores de recolección. No hay gemelos venenosos en las tapas de leche de azafrán, pero tienen un gran parecido con los hongos condicionalmente comestibles.

  • El hongo se confunde a menudo con la onda rosada. Este hongo es bueno para la comida, pero primero debe remojarlo durante mucho tiempo y luego cocinarlo bien. Si procesa por error el volushka de la misma manera que la tapa de leche de azafrán, es decir, simplemente hierva, sal o fríe sin remojar, entonces el asunto terminará en una intoxicación grave.
  • También puedes confundir camelina con lechero ámbar. El hongo no es venenoso, pero su olor y sabor son fuertes y amargos. Millechnik, en principio, no se acepta para comer, por lo general, incluso después de un largo procesamiento, se usa solo como condimento picante.

¡Importante! Incluso el uso de hongos saludables y de alta calidad puede provocar intoxicación. Si hay una alergia individual al producto o si hay enfermedades de la lista de contraindicaciones, los hongos también dañarán.

¿Cuánto tiempo tardan en aparecer los síntomas de la intoxicación por hongos?

Cuando se usan hongos de baja calidad, los primeros signos de intoxicación pueden aparecer en diferentes intervalos. El período depende de muchos factores, a saber:

  • de la cantidad de hongos ingeridos;
  • sobre el grado de su toxicidad;
  • sobre el estado del cuerpo y la presencia o ausencia de enfermedades crónicas;
  • sobre la edad y el peso de una persona que ha comido hongos de baja calidad.

En promedio, los síntomas de intoxicación se notan en el período de media hora a 6 horas después de comer los hongos. Como regla general, cuanto antes se produce el envenenamiento, más fuerte es y, en consecuencia, requiere medidas drásticas.

Síntomas y signos de intoxicación por hongos.

Si el deterioro se produjo el mismo día en que se comieron los hongos, no hay duda de que los hongos frescos o cocidos son los culpables del envenenamiento. En casos leves de intoxicación, los síntomas suelen aparecer de la siguiente manera:

  • dolor y calambres en el abdomen;
  • náuseas y aumento de la producción de gas;
  • Diarrea;
  • un ligero aumento de temperatura y un ritmo cardíaco rápido.

La intoxicación grave se acompaña de los mismos síntomas, pero se pueden unir síntomas más graves, a saber:

  • sudoración intensa y taquicardia intensa;
  • calor;
  • diarrea con rastros de sangre;
  • mareos y visión borrosa;
  • confusión y debilidad muscular generalizada.

El envenenamiento con hongos en escabeche o salados es especialmente peligroso. Si al menos un hongo mal procesado entró en un frasco con comida enlatada, entonces las bacterias patógenas probablemente se multiplicarán en los encurtidos. Puede envenenarse con hongos salados hasta complicaciones en el corazón, los riñones y el hígado; en ausencia de asistencia de emergencia, estos órganos pueden rechazar.

¡Atención! Se produce una intoxicación especialmente rápida y grave en los casos en que el uso de tapones de leche de azafrán iba acompañado de la ingesta de alcohol. El alcohol aumenta el efecto de las sustancias tóxicas y también ayuda a que se propaguen más rápidamente junto con la sangre por todo el cuerpo.

Primeros auxilios en caso de intoxicación con tapones de leche de azafrán.

Los panes de jengibre son definitivamente hongos comestibles y no contienen sustancias tóxicas por sí mismos. Pero las consecuencias del envenenamiento con hongos en mal estado o mal conservados pueden ser muy graves. Por lo tanto, es imperativo buscar ayuda médica en caso de intoxicación, un tratamiento competente ayudará a evitar futuras complicaciones y consecuencias duraderas.

Pero a los primeros signos de intoxicación, se debe brindar asistencia a la persona lesionada incluso antes de la llegada de los médicos. Las medidas se toman normalmente de la siguiente manera.

  • El estómago se lava con urgencia, especialmente si los hongos se han comido recientemente. Para eliminarlos del cuerpo, debe beber al menos 5 vasos de agua pura uno por uno y luego inducir el vómito artificialmente. Si es necesario, repita el procedimiento hasta que el estómago esté completamente vacío.
  • Limpia los intestinos. Para eliminar rápidamente las sustancias tóxicas del cuerpo, debe tomar un laxante poderoso con la duración de acción más corta posible. Una forma aún más eficaz es administrar un enema de limpieza.
  • Dele a la víctima tanta agua o té negro endulzado como sea posible. Beber muchos líquidos provoca la micción y ayuda a eliminar rápidamente las sustancias tóxicas del cuerpo.
  • Coloque al paciente en posición horizontal y bríndele un descanso completo hasta la llegada de los médicos. Después de una intoxicación por hongos, en ningún caso debe realizar las tareas del hogar, ir a trabajar o pasear, el deterioro puede ocurrir en cualquier momento.

Si la intoxicación con cápsulas de leche de azafrán se acompaña de vómitos y diarrea, está estrictamente prohibido tomar preparados farmacéuticos que detengan las náuseas y la diarrea. El hecho es que el cuerpo en este caso no podrá deshacerse de las sustancias tóxicas, permanecerán en los tejidos y órganos internos y continuarán con su trabajo destructivo. Por lo tanto, la intoxicación se volverá más grave y las consecuencias pueden ser mucho más graves.

¡Importante! También es necesario consultar a un médico porque incluso con una intoxicación leve, es imposible determinar exactamente si es causada por tapas de leche de azafrán de baja calidad. Siempre existe la posibilidad de que se haya comido una especie inutilizable o venenosa con hongos comestibles, o que haya toxinas industriales y metales pesados ​​presentes en la pulpa.

Prevención de intoxicaciones

Pocas personas pueden resistir la tentación de deleitarse con jugosos y deliciosos hongos. Pero siempre debe recordarse que el producto presenta un peligro mayor y que es más fácil prevenir el envenenamiento que tratar sus consecuencias.

El cumplimiento de varias reglas ayudará a que el uso de tapas de leche de azafrán sea seguro:

  • Es necesario recolectar hongos solo en bosques limpios, ubicados lejos de ferrocarriles y carreteras, fábricas, grandes ciudades y basureros.
  • Al recolectar, se debe dar preferencia a los hongos jóvenes. Son ellos quienes tienen la pulpa más jugosa y saludable y aún no se ven afectados por los insectos, es mejor no tocar los hongos viejos que crecen demasiado, no solo son menos sabrosos, sino también peligrosos.
  • Antes de cortar el hongo, debe examinarlo cuidadosamente y asegurarse de que sea un hongo comestible, si hay alguna duda, es mejor no tocar el hongo.
  • Después de la recolección, los hongos deben limpiarse a fondo de los escombros adheridos y enjuagarse con agua fría; cualquier suciedad que se pierda puede provocar intoxicación.
  • Los hongos frescos no se pueden almacenar por mucho tiempo; deben procesarse dentro de las primeras 12 horas después de la cosecha, de lo contrario, los hongos comenzarán a deteriorarse.

Al salar y encurtir hongos camelina, se permite usar solo platos esmaltados y de vidrio; los hongos con sal en ollas y tazones galvanizados están estrictamente prohibidos. Se requiere que la salazón se lleve a cabo de acuerdo con todas las reglas, utilizando frascos estériles limpios para enlatar, y las piezas de trabajo deben almacenarse en lugares oscuros con una temperatura no superior a 15 ° C.

Si la tapa está hinchada en un frasco cerrado con champiñones enlatados, en ningún caso debe comer hongos; esto indica que se están produciendo procesos de putrefacción en el interior. Los hongos comprados deben comprarse en tiendas de confianza, no se recomienda llevarlos al mercado y de la mano, sin certificación.

¡Consejo! Las mujeres embarazadas y las madres lactantes deben abandonar por completo el uso de tapas de leche de azafrán; para ellas, la posible intoxicación es un peligro particular. Además, no debe ofrecer hongos a niños menores de 6 a 10 años.

Conclusión

Es muy posible intoxicarse con hongos y, a veces, esto puede tener consecuencias graves. Si se produce una intoxicación, debe tomar medidas de inmediato para eliminar las toxinas del cuerpo y llamar a un médico, incluso si los síntomas no parecen demasiado peligrosos.


Ver el vídeo: FarB-M7-3-Intoxicación por medicamentos (Agosto 2021).